cobrar seguro de cesantía online

Cobrar seguro de cesantía online

En estos tiempos de difícil estabilidad laboral, por ende, económica, se hace necesario una herramienta que te ayude a resguardar tu futuro y el de tu familia. Por eso, siempre es importante contar con una planificación a futuro, que te permita sentir tranquilidad y que te ayude a prever, cualquier tipo de situación inesperada.

Por eso, en caja Los Andes te ofrecemos, un Seguro de cesantía, que te garantice la estabilidad económica y social, que te permita lograr la tranquilidad que tanto deseas.

¿Qué es un seguro de cesantía?

Es un derecho, que resguarda, a todos los trabajadores(as) afiliados a caja Los Andes en caso de quedar sin trabajo.

¿Cómo funciona el seguro de cesantía?

Este seguro de cesantía, abarca, un pago único mensual de libre disposición, según la póliza adquirida en caso de cesantía involuntaria o incapacidad temporal. El mismo es liquidado en un solo pago, por 30 días de cesantía involuntaria o 30 días de incapacidad temporal, según sea el caso, y que haya cumplido con los requisitos de ley.

¿Qué cubre el seguro de cesantía?

El monto de la póliza será, de acuerdo a la cuota convenida del crédito, teniendo un máximo de 3 cuotas por caso. Estas, serán canceladas individualmente por cada 30 días de desempleo, con un límite de 2 casos, durante toda la vigencia del crédito.

¿Qué es un seguro de cesantía en un crédito?

Los seguros de cesantía relacionados a un crédito, son los que le permite al afiliado cubrir las cuotas de su préstamo, en caso de quedar sin trabajo de manera involuntaria.

Asistencia sobre el seguro de cesantía en caja Los Andes:

En caja Los Andes puedes contar con una asistencia inmediata por cualquiera de nuestros ejecutivos especializados. Llamando, sin ningún costo, las 24 horas del día los 365 días del año, de lunes a viernes de 9:00 a.m a 19:00 horas, exceptuando los días festivos, a través de los siguientes números telefónicos; Fijos: 800 364 663 / celulares: (56.2) 2429 3609.

Cuentas también con Asistencia Psicológica laboral:

Una vez, que tu seguro se active, podrás contar con esta asistencia que te permitirá potenciar tu perfil. Si eres dependiente, y tu caso es de cesantía involuntaria, esta asistencia consiste en una consulta psicológica presencial que atenderá los siguientes asuntos: Apoyo psicológico, evaluación del perfil laboral, diseño del curriculum vitae, consejos y tips, para desenvolverse con éxito en una entrevista de trabajo, visita continúa con el especialista, después de la primera entrevista durante el periodo de transición.

También podrás contar, con asistencia laboral web, en la que podrás, a través de tu mail, manejar los siguientes temas: Envío de manual, recepción y revisión del currículum vitae, envío de la versión final del curriculum vitae al asesor de recursos humanos, y acceso continuo vía mail con el especialista durante el período de transición.

El afiliado, podrá conectarse con nuestro call center, para suministrar su información de contacto. Luego el especialista se contactará vía mail con el afiliado, para que este le haga entrega de sus inquietudes y solicitudes. El psicólogo podrá responder a las consultas realizadas durante las próximas 72 horas. Este servicio le es garantizado al afiliado, después de 90 días transcurridos desde la fecha de incorporación al seguro.

¿Cómo contratar el seguro de cesantía?

Su contratación tiene que ver con la concreción del crédito de consumo en caja Los Andes. Debes cancelar una prima mensual por la póliza, la cual, se calculará aplicando la tasa indicada (IVA incluido), sobre el monto inicial del crédito.

Requisitos:

  • Ser trabajador dependiente, que esté afiliado a caja Los Andes, y que sea deudor de créditos de consumo otorgado por la caja.
  • Edad máxima de ingreso: 65 años y 364 días.
  • Edad máxima de permanencia: 75 años y 364 días.
  • Descuento por formulario.
  • Tener 180 días corridos como antigüedad laboral, debiendo permanecer en su trabajo el afiliado, para poder cobrar una indemnización por primera vez.
  • Debe tener 90 días corridos de carencia, contados desde la contratación de la póliza, durante el cual, el afiliado no tiene derecho a ninguna indemnización.